in ,

La muerte me contó una historia de amor.

Y sí, me hizo llorar…

Oscuro.

El teatro se llena de un ruido ensordecedor producido por manos que se golpean entre si a un ritmo cada vez más veloz, un aplauso de esos que hacen que las paredes tiemblen y que sientas como si el lugar fuera a caerse, acompañado de gritos y ovaciones.

Eso es “El Hilador,” la nueva producción de OnceOnce. Una historia original de Paula Zelaya Cervantes que después de haber pasado por Vancouver y hasta por Broadway llega a México, específicamente al Teatro Helénico.

Y si, como marqué en el título de este artículo, esto es una historia de amor, pero no como cualquiera que hayamos visto antes. Es una historia de amor y muerte.

Pero tampoco crean que es una cosa súper cursi o tétrica. No, se trata de una comedia muy bien llevada, con notas de romance y múltiples cadáveres implicados nada más.

¿Acaso no es así siempre el amor?

Pasando un poco al tema de producción, también debo remarcar que esta resulta impecablemente sencilla.

A pesar de todos los elementos que se utilizan para crear distintos escenarios, la inmensa creatividad de esta compañía permitió que resolvieran cada uno de una manera en extremo simple, lo cual termina por dar un toque cómico aún mayor.

Y es que aunque solo se cuenta con tres actores en escena, la obra en si tiene poco más de 8 personajes.

En general, cada elemento que se presenta por pequeño que sea, ayuda a mantenerte cautivado y esperando por más.

Es una obra en la que ríes, te conmueves, lloras… como en toda historia de amor ya sea real o de fantasía.

Con actuaciones realmente sorprendentes de Ana González Bello, Evan Regueira y un Marcos Radosh que sin decir una sola palabra, hace que quieras que la muerte se vuelva tu mejor amiga.

Me atrevería a decir que El Hilador llegó a México a romper esquemas como buena producción de Once Once y que hoy por hoy es una de esas obras que TIENEN QUE VER.

Y si no me creen, vayan y júzguenlo ustedes. Solo recuerden que les estoy hablando de un teatro lleno, en miércoles.

Fotografías por: Paulina Watty

Written by Jorge Lejtik

Mi pasión en la vida es contar historias y por eso me volví productor.
Y la verdad es que tengo la fortuna de contar con el apoyo de un grupo de locos que me apoyan incondicionalmente en mis proyectos y a crecer constantemente.
Soy amante del cine, el teatro y tengo un serio problema con las series si estas logran atraparme.
Escribo para reflejar mi pasión por aquello que amo, compartirlo y conectar con las personas.