in ,

VENOM: Ni amor, ni odio. Mejor palomitas…

Reseña libre de spoilers con alto contenido geek

¡VIMOS VENOM Y NO LA ODIAMOS!

Yo lo se, es una declaración muy fuerte para empezar este artículo, pero la verdad es que después de verla creemos que hay mucho hate injustificado hacia la película…

 <—Los Anti-venom vs Cover

Si bien no resulta ser ni la mitad de épica y desgarradora como Avengers Infinity War, Venom resulta ser un muy buen esfuerzo por parte de Sony por llevar a la pantalla grande a los personajes con los que aún cuenta.

Todo por supuesto bajo la supervisión de Marvel, la cual se nota, ya que siendo sinceros, pudieron haber muchísimos más errores de los que se ven en la película.

Pero bueno, antes de continuar con nuestra humilde opinión, creo que es importante ponerlos en perspectiva acerca de quién es este icónico personaje.

El simbióte Venom no siempre fue el enemigo del Spider-Man o un elemento de su guardaropa. Su origen está asociado a un lejano planeta en la galaxia de Andrómeda, llamado Klyntar. Venom es miembro de una raza alienígena de simbiótes que reciben el mismo nombre que su planeta natal.

El planeta Klyntar era un mundo frío y salvaje, donde imperaba la ley del más fuerte. En ese ambiente vivían los Klyntar, una especie de extraterrestres inorgánicos, amorfos y simbióticos. En su estado natural originario, eran benevolentes y se unían mediante simbiosis a especies menores, transformando a anfitriones dignos en nobles guerreros.

Sin embargo, no siempre los anfitriones resultaban ser dignos y en ocasiones utilizaban los poderes de los simbiótes con propósitos malignos. Los Klyntar que se unían a anfitriones malvados acababan corrompiéndose y convirtiéndose en criaturas violentas que se alimentaban de emociones negativas.

Venom fue uno de los klyntar que se unió a un huésped indigno. Su primer huésped utilizó los poderes del simbióte para diezmar toda la población de un planeta. Después de eso, Venom se transformó en un depredador lleno de rabia y adicto a la violencia. Sin embargo, mantuvo su instinto de protección hacia sus huéspedes, lo que no fue suficiente para redimirlo ante su especie, que lo encarceló y lo envió al Battleworld (Mundo de Batallas), creado por el ser conocido como Beyonder (Todopoderoso) y que es una combinación de varios universos destruidos y fusionados.

La primera vez que Venom apareció en los cómics fue durante el evento Secret Wars (Guerras Secretas) en 1984. En esta historia, varios superhéroes y supervillanos son raptados y transportados al Mundo de Batallas gracias al todopoderoso Beyonder, que quiere ver quién ganará en esa batalla del bien contra el mal.

Uno de los héroes transportados a ese planeta es Spider-Man, que decide ir en busca de una tecnología alienígena que había sido descubierta por Thor con el fin de reparar su uniforme, totalmente destrozados debido a varias batallas en aquel planeta. En su lugar, Spidey encuentra la máquina donde el simbióte estaba cautivo y que había adoptado la forma de una esfera negra.

Al ser rechazado por Peter Parker, el simbióte encuentra en Eddie Brock el aliado perfecto. Eddie era un reportero que vio cómo uno de los artículos en los que estaba trabajando era desacreditado por Spider-Man. A causa de eso fue humillado, perdió su empleo y a su novia. Su odio hacia el Hombre Araña atrajo la atención del simbióte y de la fusión de ambos nació Venom, el gran villano que solamente busca vengarse de Spider-Man.

A pesar de su alianza con Eddie Brock, el simbióte aún sentía apego por Peter Parker, pues veía a Spider-Man como su anfitrión ideal y todavía albergaba esperanzas de que el Hombre-Araña lo aceptase de nuevo. En caso de ser rechazado nuevamente, el simbióte estaba dispuesto a matarlo.

Es importante resaltar que Venom no es malvado por naturaleza. Sólo es un alienígena Klyntar corrompido por los sentimientos de violencia de su primer huésped que lo convirtieron en un adicto a la destrucción. Su unión a Eddie Brock no hizo más que agravar su situación, pues interpretó que sus sentimientos de rechazo eran correspondidos por el odio del reportero hacia el héroe arácnido.

Esta historia podemos verla reflejada de una manera muy superficial en la tercer entrega de Spider-Man, protagonizada por Tobey Maguire.

 

¡Está bien! Pasado mi momento #GeekInformativo…

¡A lo que nos truje!

Lo que van a ver en el cine es lo siguiente:

Eddie Brock (Tom Hardy) es un consolidado periodista y astuto reportero que está investigando una empresa llamada Fundación Vida. Esta fundación, dirigida por el eminente científico Carlton Drake (Riz Ahmed), está ejecutando secretamente experimentos ilegales en seres humanos y realizando pruebas que involucran formas de vida extraterrestres y amorfas conocidas como simbiótes. Durante una visita furtiva a la central, el periodista quedará infectado por un simbióte. Comenzará entonces a experimentar cambios en su cuerpo que no entiende, y escuchará una voz interior, la de Venom, que le dirá lo que tiene que hacer. Cuando Brock adquiera los poderes del simbióte que le usa como huésped, Venom tomará posesión de su cuerpo, convirtiéndole en un despiadado y peligroso alienígena.

Y la verdad es que ni tan despiadado…

Pues la realidad que te plantean en la película es que este monstruo también tiene su corazoncito y probablemente una mamá llamada Martha.

En general la historia no es lo que se diga buena, tiene muchos huecos y el villano que te plantean como un ser súper rudo y prácticamente invencible, resulta muy fácil de vencer.

Por otro lado tenemos la que a mi parecer fue una muy buena actuación por parte de Tom Hardy, secuencias de acción y persecuciones visualmente espectaculares, toques de humor negro, chistes dignos de una película de Marvel, un cameo de Stan Lee y DOS ESCENAS POST CRÉDITOS.

La combinación de estos factores hace que esta película, como su personaje, no sea buena ni mala, simplemente es entretenida y cumple su función, la cual es presentarnos un nuevo universo sobre el que Sony estará trabajando.

Porque si… Viene más.

Pero bueno, como siempre yo les recomiendo que vayan a verla y nos digan qué les pareció.

Aquí vamos a estar leyendo sus comentarios y discutiendo al respecto.

¡Nos vemos en la siguiente película!

Imágenes cortesía de Marvel

Written by Jorge Lejtik

Mi pasión en la vida es contar historias y por eso me volví productor.
Y la verdad es que tengo la fortuna de contar con el apoyo de un grupo de locos que me apoyan incondicionalmente en mis proyectos y a crecer constantemente.
Soy amante del cine, el teatro y tengo un serio problema con las series si estas logran atraparme.
Escribo para reflejar mi pasión por aquello que amo, compartirlo y conectar con las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Nuevos ritmos para agregar a tu música.

Gordiaventuras: Un sándwich diferente.