in

The Alan Parsons Symphonic Project

Con un aforo nada despreciable, Alan Parsons, músico y productor (Pink Floyd, The Beatles), dió cátedra de com realizar un show sinfónico sin perder de vista la esencia propia de las canciones que le darían fama. Siete músicos conformaron la banda que lo acompañó, incluyendo a su tecladista quien doblaba función al ser él mismo el director de orquesta. ¡Y que orquesta! El coloso de reforma siempre ha sido hogar de las orquestas más importantes de país, y en esta ocasión toco engalanar el escenario con la Filarmónica “5 de mayo”, una orquesta con una larga trayectoria y muchos años de tradición.

 

Con esa cantidad de músicos en el escenario, se dio el lujo de presentar temas no convencionales como Ammonia Avenue y toda la primera mitad de uno de sus discos de culto. ¿Por qué? Porque sí. Porque pudo, porque quiso y porque yolo. Sin embargo, no faltaron los clásicos, casi al inicio pudimos escuchar “Time”, balada que coreo todo el público a una voz, y claro, “Eye in the Sky” rumbo al final y “Games People Play” dando cierre a la noche.

 

Fue un concierto sobrio, elegante, con altas y bajas pero sólido. Alan dejo en claro que no solo es un gran productor sino que sabe como realizar una buena puesta en escena y como complacer a sus fans con joyas escondidas y los temas clásicos de ayer y hoy.

 

Foto: Cortesía “El Informador”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Os Mutantes en El Plaza