in

Fuimos a ver Los Miserables y les queremos contar un poco de qué va

Ladj Ly nos sorprende con su ópera prima dejándonos un poco fríos

En 2005 una serie de disturbios sacudió París y otras ciudades francesas, por enfrentamientos contra la policía local y el hartazgo de una sociedad olvidada, con miedo a vivir en los guetos.

Los Miserables, desarrollada en Montfermeil, un suburbio bajo de la capital francesa, retrata la vida de los residentes del barrio que está inmersa en el crimen, violencia por parte de la policía y agitación social. Su estreno nacional fue en noviembre y con el paso de los días, ha ido obteniendo éxito comercial. Ha sido nominada a los Globos de Oro y es la única nominación francesa ahora en los premios Oscar de la Academia.

La historia a narrar de la película está basada en un cortometraje documental que lleva el mismo nombre, dirigido por el mismo Ladj Ly, en 2017, con el cual obtuvo algunos premios. Ahora, para 2019, decidió hacer una película, su ópera prima, basada en la misma historia, en los mismos disturbios, en los mismos abusos cometidos por aquellos que creen que al tener poder, pueden hacer lo que quieran, pero no cuentan con el hartazgo de la gente y hasta dónde éste puede llegar. No es otra adaptación de la novela de Victor Hugo pero no son tan diferentes en cuanto a la perspectiva de la historia además de que suceden en un escenario bastante similar. Ly nos lleva a través del tiempo durante dos días en el suburbio bajo de Montfermeil, de donde él es proveniente, y su alrededores, donde el presentimiento de que las cosas se pueden salir de control en cualquier instante está siempre presente.

La primera escena de la película es un ambiente mundialista en París, niños yendo al centro de la ciudad a celebrar una victoria con gol de Mbappé, hoy la estrella e ídolo de muchos jóvenes, en su mayoría. Pero no todo continua en la misma línea de felicidad y celebración, la tensión se mete rápidamente en el público y en la narrativa. Ese sentimiento de unidad que muchas veces genera el soccer como fiesta, se esfuma en un instante. Tenemos a los tres policías que pertenecen a la Escuadra Anti Crimen, dando rondas por todo el barrio y alrededores para ver qué cazan, o mínimo ese sentimiento emiten. Lo siguiente que Ly nos presenta es a Issa, un niño con un padre furioso por ser constantemente problemático. Y sí, durante toda la película, la trama se basa en las travesuras del niño y sus consecuencias. El dueño de un circo enojado por el robo de su cría más pequeña, la policía detrás de él, agrediéndolo y un grupo gigante de niños y adolescentes que le cuidan la espalda a Issa, y que por él, se levantan en contra de la autoridad.

Ladj Ly cuenta que la historia está basada en sucesos de la vida real y que todos, menos los tres principales (Damien Bonnard, Alexis Manenti y Djebril Zonga) y Balibar, son residentes de la zona.

Es una película que nos hace recapacitar, entre lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, lo justo e injusto. ¿Qué hemos hecho como sociedad, qué continuamos haciendo, qué podemos hacer antes de que sea demasiado tarde?

La película se estrena el viernes 7 de febrero en la pantalla grande, así como en la Cineteca Nacional.