in ,

“Los últimos zares”: la caída de los Romanov contada por Netflix

Texto por: Arte Jiménez

Netflix, además de ser la plataforma más popular de streaming, no deja de sorprender con sus producciones. Sí, Stranger Things es de lo que todo mundo habla y está bien merecido, pero después de dar un recorrido por su catálogo, uno encuentra contenido que no solo entretiene, educa, y eso es una maravilla. 

Si bien ya se han realizado series las cuales están basadas en la vida de la realeza, nunca habíamos podido adentrarnos a la realeza rusa, a la dinastía Romanov, para ser precisos. Durante siglos hemos escuchado historias sobre el Domingo Sangriento y Rasputín, pero, ¿Qué sucedía detrás de las paredes de grandes palacios como el de San Petersburgo? 

pastedGraphic_1.png

Las decisiones políticas, las fallas, y la caída de todo un imperio intocable por casi 300 años, es la historia que nos cuenta esta serie, incluyendo el gran misterio de Anastasia, la hija menor del zar Nicolás II y la zarina Alejandra, quien supuestamente había sobrevivido a la catástrofe ocurrida en el verano de 1918, después de que el pueblo ruso se levantara en contra del zar y todo aquel que fuera parte de su gobierno. A la par de que la historia se cuenta, tenemos comentarios de historiadores y académicos que nos completan la serie con datos sobre la vida y personalidad de cada uno de los personajes.

pastedGraphic_2.png

La serie cuenta con una producción fabulosa: las joyas, los vestidos, cada detalle de decoración está tan bien montado, que la manera en que te acercan a la realidad de una de las familias más ricas y poderosas que han existido, te deja inaudito. Las actuaciones envuelven y terminas desarrollando sentimientos encontrados por cada uno de ellos. La fotografía, por otra parte, es excelente… Y es que, con el esfuerzo que realizó el departamento de Dirección de Arte en este proyecto, era imposible no volver la fotografía una carta importante. 

pastedGraphic_3.png

Algunas anotaciones que se le han hecho a la serie, ha sido cuestiones referentes a datos históricos, como que en una toma sale el Mausoleo de Lenin en Moscú en el año 1905, cuando Lenin seguía vivo, de hecho, recordemos que él se convirtió en el líder de la Revolución Rusa en 1917; también que en una toma panorámica de San Petersburgo aparece la mezquita que se construyó después de la muerte de Nicolás II, como las paredes rojas de los edificios del Kremlin, las cuales eran blancas antes de la muerte de los Romanov.

A pesar de esos errores, es una serie que vale la pena ver. La serie documental tiene 6 capítulos de 45 minutos máximo, por lo que, es totalmente apta para que te entretengas en familia, solo, o en pareja, durante este fin de semana. Por la forma en que desarrollaron la historia, definitivamente te costará trabajo levantarte y dejar de verla. 

Retrato de los Romanov: