in

A Matar Fuma le «Da Igual»

El dueto colombo-peruano cerró el mes de abril con un sencillo nuevo: «Da Igual», una canción en la que se percibe un romanticismo diferente y con una atmósfera meditativa.

Matar Fuma está compuesto por William Ospina, originario de Bogotá, y Diego Carriquiry de Lima, un ejemplo más de que las fronteras no existen. A finales de 2016 comenzaron a escribir canciones influenciadas de grupos de grandes nombres como Radiohead, Soda Stereo, Bon Iver y Jorge Drexler. Para mí, todos ellos tienen en común una música que no sobrepasa el límite del sonido tranquilizante, nostálgico pero estruendoso. Y así la manera en la que el grupo latinoamericano ejecuta su música, de manera tranquila, con una base nostálgica que tiene un efecto estruendoso para quien decide escucharla.

«Da Igual» no es tan irrelevante (como el título refiere) si decidimos ahondar en el mensaje que William y Diego emiten a través de estrofas y versos que podemos escuchar durante cuatro minutos. Un sonido característico que combina el pop con algunos ritmos latinoamericanos con bases electrónicas, guiados por una guitarra acústica que funge como la espina dorsal de la composición.

Guarda todo lo que fue, lo que nunca cambiará.

Este sencillo se estrena después de que «Lo Que Nunca Pasó/cómo llegamos hasta aquí?», saliera, una doble canción que genera un contraste ideal, una canción instrumental que transmite claridad y elevación, a diferencia de lo más reciente que es una balada sutil con detalles nostálgicos.

A principios de mayo realizaron una versión acústica de «Da Igual» a través de la plataforma colombiana Lado B, previas al lanzamiento del video que están estrenando hoy en día. Durante la plática que tuve con William, me contó que el video fue hecho por unos amigos diseñadores, quienes se inspiraron en la canción pero también lo que Ospina y compañía les compartieron.

Otro tema presente durante nuestra conversación fue el efecto de la pandemia en el ejercicio de la música y la manera en la que ha cambiado la modalidad de producir y ejecutarla; desde grabar en home studios, solos y a través de correos virtuales mandarla al productor, ingeniero, arreglista u otro integrante de la banda; lanzarla sólo a plataformas digitales y después no tener un espacio en dónde mostrarla al público que estaban acostumbrados. Pero como seres humanos, tenemos la capacidad de adaptación y es así como en la industria se ha superado uno que podría parecer un obstáculo bastante peligroso. Y es por eso que el video fue creado de ese modo, no podían juntarse para grabar, pero gracias al avance tecnológico y la creatividad de uno, es que hay posibilidades de seguir creando material.