in

Iusef y la importancia de la música en la intimidad

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Iusef en un phoner y nos contó acerca de sus proyectos y vida

Iusef, anteriormente miembro de 69 Nombres, es el proyecto solista de José Carlos María y está revelando el camino que tendrá su música. Recientemente estrenó «Fácil» y seguro les llegará el mensaje a más de uno.

Hace unos días tuve la oportunidad de entrevistarlo a través de una llamada telefónica. ¿Esta será nuestra nueva forma de realizar nuestro trabajo y estar en contacto con la gente?

¿Actualmente residen es CDMX o en alguna ciudad de Colombia?

Estoy en Puerto Colombia, una playa cerca de Barranquilla. Normalmente vivo en Bogotá. Cuando comenzó todo el tema de la cuarentena decidí quedarme aquí ya que mi mamá vive aquí. También estoy con mi perro, trato de salir de repente a espacios abiertos y que nadie se acerque mucho.

¿Quién es Iusef? Y, ¿cómo fue la transición tanto en lo personal como artístico de 69 Nombres al proyecto de solista?

Barranquillero y músico, llevo muchos años en esta escena artística. Primero tuve una banda que se llamaba 69 Nombres, de rock alternativo que fue la que hizo que me decidiera por hacer música de manera profesional. De adolescente tocaba el piano clásico con clases, pero con la banda me di cuenta que quería apostarle a un proyecto serio. En esta época compuse, escribí y canté mi primera canción. Desde ese momento han pasado 20 años, en los que también he podido hacer música para cine y televisión. Pero 69 Nombres paramos hace relativamente poco, alcanzamos a ir a México muchas veces, nos gustó y en lo personal me enamoré del país. Y la decisión de parar fue porque a veces las bandas se desgastan un poco en cuanto a las relaciones, y aunque seguimos siendo muy amigos, cada uno tenía prioridades diferentes. 

Desde octubre, después de varios años de sólo hacer música para otros artistas y para cine y tele, decidí empezar a componer para mi proyecto solista. Lo llamé Iusef por un cuento familiar; mi abuelo llegó de Palestina a Colombia a los 20 años, se llamaba Iusef Halil y aquí (Colombia) le tradujeron el nombre a José Carlos. Entonces es una tradición familiar súper larga de ponerle a tu hijo tu nombre pero al revés, de hecho mi papá se llama Carlos José.

Noto que el camino de la propuesta es meramente personal, ¿qué más podremos esperar de José Carlos durante esta nueva etapa? Y, ¿qué fue lo que te animó a compartirnos un poco de tu intimidad?

Hace poco me separé, por lo que considero que los últimos años han sido de muchos cambios. Decidí que quería volver a los escenarios, volver a cantar mis canciones y encontrar una voz diferente a la de 69 Nombres. Empecé mi búsqueda, sigo en ella, en Iusef, pero en el camino se me cruzó otro proyecto que es una banda que se llama Sultán, con otra perspectiva y sonido más avanzado. Es un synthpop súper claro. Hace meses sacamos un sencillo, en julio lanzaremos otro. Entre noviembre y diciembre pasado estuvimos en México.

Cuando comencé Iusef quería que fuera un proyecto libre. Quería sentir otra vez la libertad de escribir desde un lugar muy sincero. La libertad para mí significa muchas veces no tener miedo, y en mi caso, con 69 Nombres ya estábamos muy viciados, enmarcados en un género, preguntándonos si iba a funcionar, si iba a ser comercial y digerible. Y con este nuevo proyecto, empecé a componer y quería que fuera una catarsis para mí; que si el nicho de mercado fuera pequeño, bien, y si era grande, también bien. No me voy a preocupar antes de tiempo.

El productor de «Fácil» fue Phil Vinal, quien ha trabajado con Placebo, Zoé, Fobia, Enjambre, muchas bandas grandes. Sale a través del sello el cual él es dueño, La Dee Da, y es mexicano. Una anécdota con Phil, fue que un día que estábamos trabajando aquí en Bogotá, grabamos varias canciones en mi casa. Una de ellas fue «Fácil» y cuando empecé a componerla, yo me encontraba en un momento muy conyuntural, me acababa de separar, entonces casi todas las canciones que compuse en esos meses giraron un poco al rededor a esa vida nueva mía, a estar otra vez solo, en los altibajos emocionales que uno tiene cuando estamos rompiendo con alguien. Por otro lado, y al mismo tiempo, me acordaba de por qué empecé a hacer música, que había unos proyectos que me seguían inspirando como Cerati, y quería hacer música también con ese sentido: música libre sin miedo, personal y poder demostrar ese lado vulnerable a través de las canciones. Entonces con Phil estuve grabando todo en casa, queríamos que todo fuera lo más íntimo posible. Por ejemplo, la batería la grabamos en mi cuarto, con un solo micrófono, también una máquina de escribir que forma parte del beat. ¿Y esto por qué es personal? Mi papá era escritor y nunca se pasó al ordenador, por lo que es un sonido que yo tuve durante mi infancia, siempre oía la máquina. En el momento en el que le conté a Phil el momento por el que estaba pasando (la separación), conoció a mi ex esposa, entendió la intención que yo tenía al empezar y salir al mundo como solista. Él fue quien sugirió que todo se hiciera en mi casa, de la manera más íntima. 

¿De qué trata «Fácil»?

Es una canción en la que yo me digo que todo va a estar bien, me calmo, auto tranquilizo. Me digo «tienes todo, tienes amistad, tienes amor, tienes música y todos vamos a estar mejor». Digamos que esa es la emoción de esta canción en específico. 

En cuanto al music business, ¿es complicado realizar tu música en dos países al mismo tiempo? ¿Cómo se ha visto afectado el proyecto o tus planes artísticos?

Hablando de la industria musical, siento que hay un gran mercado. Estamos expuestos al mundo entero; ahora estoy contigo, conectados, y podemos hablar de todo. Ustedes funcionan como amplificadores de la música, de lo que está pasando. En una hora voy a recibir una llamada de un periódico de otro país, mañana de otra revista de otro lugar. La música está ahí siempre. Una canción sale al mundo y ahí está en los oídos de todo el planeta. Por un lado, es lindo, por otro lado, tenemos la situación de no poder viajar, que también es frustrante y estamos todos a las expectativas. Ahorita estamos todos muy conectados, pero al mismo tiempo separados. Hace falta ir y tocar, estar en el escenario. En ese sentido he tenido que armarme de paciencia y calma porque ya quería empezar a tocar, y esto (la cuarentena) cambia todos los planes en ese sentido. Creo que todos los proyectos se han visto afectados por la pandemia, en cuanto a fechas de lanzamientos y conciertos, conocer al público. Pero la música está para conectarnos, eso sí.

Durante mi carrera con 69 Nombres, una cosa que se me quedó es que México es un encanto. Durante un par de años fuimos y le abrimos a Fobia, Zoé, estuvimos en 10 ciudades diferentes, en conciertos grandes. Quedé súper enamorado, no sólo de la gente, sino de las comunidades, del público, de todo, de la comida. Es lo más buena onda con quien he estado en contacto. Entonces me quedó un cariño muy grande por el país y tengo muchas ganas que mi siguiente o los siguientes proyectos tengan un énfasis en este país. De hecho en este momento debería de estar allá, para el lanzamiento de «Fácil».

¿Tendremos pronto otro sencillo?

No tengo fecha para un próximo sencillo, pero sí habrá. Este año es de ir revelando canciones, componerlas y lanzarlas. Todas irán contando una partecita de lo que soy, de esta aventura personal en la que me embarqué. El disco también saldrá este año. 

¿Qué va a ser lo primero que hará Iusef cuando se termine el confinamiento obligatorio por la pandemia o cuando se regrese a la vida “normal”?

Es extraño porque existe el temor de contagiar a tus seres queridos. Pero lo que más quisiera es viajar, me encantaría volver a México y viajar a otros países, ojalá tocando. Viajar y tocar en el escenario es lo que más añoro.