in

Porter y yo…

Texto y Fotografías por: Melissa Rivera


Hace tan solo un par de días, al salir de mi casa encontré un colibrí muerto en mi puerta. Yacía ahí, inmóvil, pequeño y frágil. Me sentí enteramente decepcionada. Lo tomé entre mis manos, vi a la perfección que sus ojos faltaban, salieron un par de lágrimas de los míos. 

Mientras caminaba por la banqueta, observé a detenimiento cuál sería el mejor lugar para darle un entierro a este ser que no estaba más. Una maceta con un par de hojas elegantes me pareció idóneo, tan bonitas hojas, tan bonitas como sus plumitas verdes. Con mis dedos escarbé entre la tierra, un par de bichos salieron a asomarse; puse su cuerpecito ahí y, mientras lo cubría, no pude evitar pensar en cuánto hubiera deseado jamás ver ese bello plumaje tan de cerca.

Ese pajarito era yo, eran mis batallas, era mi yo deseando ser otro. Cada que siento que no puedo más, cada que necesito recordarme a mí misma quién soy y para dónde tengo que ir, me repito a mí misma con todas mis fuerzas: “¡Colibrí despierta!

 

Estoy esperando con todas mis fuerzas que sea 25 de Octubre, y estar en Parque Naucalli, para así poder cantar con Porter todas esas canciones que han significado tanto para mí en tan poco tiempo. Para poder saber que no estoy sola en esta ni en otra batalla.

Es muy difícil decidir cuáles canciones son las que quiero escuchar pero, la realidad es que cada que los tengo de frente, algo en mí me da la valentía para poder seguir. Cada canción me hace entrar en combate.

 

1.- Himno Eterno

 

Mi himno eterno es la voz de mi abuelito diciéndome “Todo estará bien”, momentos antes de dejar su cuerpo terrenal, para así poder pasar a la inmortalidad. Mi batalla es la tristeza.

 

 

2.- Palapa

 

Mis ojos se sienten desvanecer cuando ven las tragedias por todos lados. Mis ojos se desvanecen cada que me entero que otra de mis hermanas está desaparecida. Mis ojos lloran de alegría al ver lo unidas que estamos. Mi batalla es la injusticia. 

 

3.- ¿Qué es el amor?

 

A veces siento que no puedo más, me siento sola y no quiero ser un estorbo para nadie. A veces pienso lo absurda que suena esa idea. A veces soy mi mejor compañía. Mi batalla soy yo.

 

4.- Para Ya

 

“No hagas nada bueno que parezca malo”, recuerdo que mi abuelita me decía. Pero no fui yo quien lo dijo. Me dijeron, lo creí, me quité la venda de los ojos… Es hora de seguir. Mi batalla son las mentiras.

 

5.- Huitzil

 

Durante mucho tiempo tuve un plan B a la mano. Fui el plan B de alguien, mi plan B siempre fue escapar, huir. Regresar al patio mientras había mucho jardín… Pero ya no. Ahora solo tengo un plan A: Avanzar.

 

Cuando lloro escucho a Porter, porque gracias a ellos no puedo evitar pensar que las batallas existen y están ahí. 

 

Las batallas somos todos.

Written by Jorge Lejtik

Mi pasión en la vida es contar historias y por eso me volví productor.
Soy amante del cine, el teatro y tengo un serio problema con las series si estas logran atraparme.
Escribo para reflejar mi pasión por aquello que amo, compartirlo y conectar con las personas.